No dormir bien afecta al cerebro

No dormir bien y de forma suficiente afecta a la capacidad cognitiva al hacer que nuestras neuronas no se comuniquen bien entre sí y suframos lapsus mentales de memoria e incluso problemas de percepción visual. Lo acaba de constatar un equipo de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA) coordinado por Itzhak Fried tras hacer permanecer despiertos toda una noche a 12 epilépticos para provocarles convulsiones mientras monitorizaban sus cerebros centrándose especialmente en el lóbulo temporal que es la zona que regula la memoria y la percepción visual. ¿El resultado? A medida que el sueño les vencía las neuronas respondían más lentamente, disminuía la velocidad de las sinapsis y, por ende, la capacidad para codificar información. En pocas palabras, el cerebro necesita más tiempo para registrar lo que percibe. Es más, se detectó que las ondas cerebrales también se ralentizaban.

Los investigadores comentarían que ejerce un efecto similar al que se da en el cerebro cuando se bebe demasiado alcohol.