Nuevo sustituto sintético de los huesos

Investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres han inventado un sustituto sintético de los huesos llamado ApaPore que se puede utilizar en los transplantes. Se trata de una síntesis de materiales biológicos y químicos que -según sus inventores- es tan parecido morfológica y químicamente a los huesos humanos que podría fomentar incluso su crecimiento.
El hueso humano es un material muy notable capaz de autorrepararse pero cuando está sometido a fracturas, tumores o condiciones degenerativas -como la osteoporosis- puede ser imposible su recuperación. Tradicionalmente, los materiales utilizados en la reconstrucción quirúrgica de los huesos dañados procedían de huesos de personas o animales o de otros materiales naturales como el coral. También se empezaron a utilizar materiales sintéticos pero cuyas propiedades físicas y eficiencia varían en cada caso. El problema es que todos ellos pueden transmitir enfermedades.
Al diseñar el ApaPore los investigadores se centraron en tres cuestiones básicas: porosidad, control químico y capacidad de reproducción de los huesos así como en los procesos químicos del cuerpo humano que permiten la división de las células. Pues bien, este hueso sintético está diseñado para superar los problemas de integración en el cuerpo, mejorar su rendimiento biológico y eliminar el peligro de enfermedades. No sólo tiene una gran variedad de aplicaciones clínicas sino que su oferta es prácticamente ilimitada, lo que no sucede con los huesos naturales. Por eso se estudia su aplicación en otros campos como la neurocirugía o los implantes de médula.
Más información en: www.apatech.co.uk