Nuevo y esclarecedor libro sobre las vacunas

Las vacunas no han demostrado jamás su presunta eficacia –ninguna- pero sí se ha constatado que pueden ser peligrosas. Nuestra revista lo ha denunciado hasta aburrir dedicando al tema multitud de artículos que hemos agrupado en nuestra web –www.dsalud.com– y el lector puede leer en estos enlaces: www.dsalud.com/index.php?pagina=vacunas, www.dsalud.com/index.php?pagina=virus_papiloma, www.dsalud.com/index.php?pagina=gripe_a. Pues bien, acaba de ver la luz en Ediciones i una singular obra de la que son coautores el Dr. Enrique Costa Vercher –conocido médico holístico, homeópata y acupuntor con 36 años de experiencia- y Jesús García Blanca –escritor, educador, investigador independiente y colaborador habitual de nuestra revista- con el título Vacunas: una reflexión crítica y el subtítulo A partir de la historia de la Medicina y de los últimos descubrimientos de la Biología. El primero autor también de dos conocidas obras –SIDA: juicio a un virus inocente (Mandala, 1993) e Hijos de un dios terminal (Mandala, 2001)- y el segundo de otras dos igualmente celebradas: El rapto de Higea (Virus, 2009) y La Sanidad contra la Salud: una mirada global para la autogestión (Ediciones i, 2015).

Hablamos de dos intelectuales cuyos caminos se cruzaron hace ya más de veinte años que coinciden en su convencimiento de que es verdad que “la naturaleza es sabia”, de que la guerra contra los microbios -incluida la guerra preventiva- es absurda y autodestructiva porque en nuestros organismos hay diez veces más microbios que células y vivimos en simbiosis con ellos integrados en la red de la vida y que las vacunas son por ello mismo un auténtico sinsentido. Coincidencias intelectuales que les llevaron a elaborar una obra sobre ellas pero esta vez de forma conjunta y no individualizada en la que empiezan cuestionando directamente los asentados y aceptados conceptos de salud y enfermedad.

Según ambos autores las vacunas “carecen de sentido biológico” y por tanto no pueden, como se afirma gratuitamente, ni evitar enfermedades, ni erradicarlas, ni reducir la mortalidad, ni aumentar la esperanza de vida.

Cabe añadir que el libro dedica su primera parte a la historia olvidada de las vacunas, a cómo surgieron y qué plantearon sus defensores y detractores a fin de comprender el origen del mito de su presunta eficacia, la segunda a los descubrimientos científicos que han permitido tener hoy una nueva visión del origen y evolución de la vida así como de la Biología y una tercera que contempla las vacunas desde la óptica de ese nuevo conocimiento y que lleva a la conclusión de que no encajan con el funcionamiento de la vida y en lugar de beneficios han dado lugar a importantes perjuicios. Lo que les lleva a preguntarse cómo siendo así han logrado imponerse a nivel planetario. Una obra esclarecedora.