Paciente con cáncer de páncreas y metástasis hepática mejora ingiriendo solo ácido cítrico

En marzo de 2015 se diagnosticó cáncer de páncreas con metástasis hepáticas a una española de 78 años a la que se dieron tres ciclos de quimioterapia sin éxito -en mayo tanto el tumor como las metástasis habían aumentado- por lo que tras ponerse en contacto con el médico mexicano Alberto Halabe Bucay decidió dejar la quimioterapia y seguir el tratamiento recomendado por éste: la ingesta de simple ácido cítrico. Apenas doce días después de tomar entre 4 y 5 gramos diarios los marcadores bioquímicos de albúmina, hemoglobina y lactato deshidrogenasa mostraban ya una clara mejoría. Y en noviembre una completa analítica confirmaba la recuperación y la ecografía abdominal que la cabeza del páncreas -donde estaba el tumor- estaba aun inflamado pero debido solo al catéter de drenaje biliar que tenía. El tumor, las metástasis hepáticas y los nodos linfáticos periportales ¡habían desaparecido! El caso acaba de ser publicado en diciembre pasado en Indian Journal of Applied Research con el título Case report: a patient with pancreatic cancer who improved after the treatment with citric acid that she received (Caso clínico: paciente con cáncer de páncreas mejora tras el tratamiento con ácido cítrico recibido).

La paciente –explicaría a nuestra revista el Dr. Halabe- sólo recibió ácido cítrico como tratamiento para su cáncer de páncreas y hoy su estado general es excelente. Ha recuperado peso, apetito y fuerza. Se trata del primer caso en la historia de un paciente con cáncer de páncreas que mejora de forma tan notable con un tratamiento; en este caso con ácido cítrico. Creo pues que debería considerarse seriamente como cura para el cáncer”.

Como nuestros lectores habituales recordarán Discovery DSALUD dedicó en el nº 158 a las investigaciones y argumentos del Dr. Halabe un amplio artículo titulado Utilidad del ácido cítrico en cáncer -puede leerlo en nuestra web: www.dsalud.com– en el que el médico mexicano aseveraba que la ingesta diaria conjunta de ácido cítrico -en suficiente cantidad- y un antiácido –el omeprazol- junto con abundante líquido permite afrontar cualquier cáncer al inhibir el proceso de glicolisis, es decir, la vía metabólica encargada de oxidar la glucosa que las células cancerosas necesitan para obtener la energía que las permite sobrevivir. Una tesis que dio a conocer en marzo de 2007 en Medical Hypotheses habiendo publicado desde entonces 10 casos de pacientes con distintos tipos de cáncer -colon, esófago, hepático, mesotelioma peritoneal, leucemia mieloide, medular de tiroides, tumor de células Hürthle de tiroides, mieloma múltiple y glioblastoma multiforme- que mejoraron de forma notable.

Pues bien, sus mejoras y/o curaciones siguen siendo ignoradas por los oncólogos al considerar sus casos como "anecdóticos" dado el escaso número de pacientes tratados. Una simple excusa porque el propio Halabe ha afirmado públicamente que está dispuesto a demostrarlo con un estudio controlado y en su momento nos dijo: “Bastarían 40 pacientes con un mismo tipo de cáncer, separarlos en 2 grupos que reciban el mismo tratamiento de quimioterapia y hacer que los de uno ingieran además acido cítrico. Al no privar a ninguno de ellos de la quimioterapia los oncólogos no podrían ver en ello nada que no sea totalmente ético. Luego, ¿por qué ningún equipo de oncólogos acepta hacerlo? Llevo proponiéndolo desde marzo de 2007 en Internet sin respuesta”. Y estamos en 2016. Vergonzoso. ¿A qué espera para financiarlo la Asociación Española Contra el Cáncer en lugar de gastarse lo que recauda en pagar sueldos y organizar actos manifiestamente inútiles?