¿Podrán los sordos recuperar la audición?

Hasta ahora se pensaba que cuando las células ciliadas -las células sensoriales del oído- resultan dañadas por una infección, un fármaco o un ruido intenso llevando ello a la pérdida de audición la situación es irreversible pero un equipo de investigadores del Centro para el Ojo y el Oído de Massachusetts (Boston, EEUU) perteneciente a la Universidad de Harvard acaba de desmentir esa convicción. Según explican en un trabajo con ratones que acaban de publicar en Neuron ¡se puede lograr que el organismo las produzca de nuevo! ¿Cómo? Mediante un fármaco que contiene un inhibidor de la gamma-secretasa que bloquea la vía de señalización Notch involucrada en el desarrollo de la mayoría de los tejidos. Según explicarían cuando la proteína Notch está activa en el oído las células que hay en él no pueden convertirse en células auditivas que sustituyan a las destruidas pero si esa proteína es inhibida sí se consigue.
"Estamos emocionados con el resultado -declararía el principal responsable de la investigación, Albert Edge- porque prueba que las células auditivas de los mamíferos tienen la capacidad de regenerarse".
Edge agregaría que la mejora auditiva empieza a ser obvia a los tres meses de administrar el fármaco aunque la audición no se recupera por completo. Además hay que constatar si la mejora se mantiene en el tiempo cuando la ruta Notch se vuelva a restaurar al dejar de administrarse el fármaco, si es útil en todo tipo de sordera o sólo en casos de  pérdida parcial de la audición, si funciona en humanos y si hay efectos secundarios negativos, entre otras cosas. Habrá pues que esperar a nuevas investigaciones pero evidentemente se abre una vía a la esperanza.