Tratan la hipertensión ¡desactivando los nervios renales con radiofrecuencias!

Se calcula que en el mundo padece hoy hipertensión ¡entre el 30 y el 40% de la población adulta! y que la décima parte es ya “resistente” (es decir, no responde al tratamiento farmacológico). Bueno, pues los médicos, en lugar de preguntarse sobre las causas del problema para evitarlo y que no haya tantos casos, siguen buscando fórmulas para “tratar” a los enfermos (que es lo que da dinero). Y la “nueva”, “moderna” y “avanzada” propuesta -¡hay que ver el buen resultado que da decir que algo es “nuevo”, “moderno” o “avanzado” aunque se trate de un sinsentido- es la denervación renal -o desactivación de los nervios renales- con radiofrecuencias. En pocas palabras: lo que ahora se propone es introducir un catéter y destruir el tejido nervioso que hay alrededor de las arterias renales -que son las que ayudan a controlar y filtrar la sal- porque eso hace que disminuya la presión arterial entre 6 meses y 1 año. La técnica ha sido considerada un hallazgo por la Asociación Americana del Corazón que no ha dudado en celebrar el trabajo, publicado en Circulation por un equipo dirigido por Murray Esler, director del Instituto Baker IDI de Melbourne (Australia). Y ello se sustenta en el mero hecho de que en muchas de las personas con hipertensión hay “hiperactividad de los nervios simpáticos renales” infiriéndose que eso puede dar lugar a una nefropatía crónica y a una insuficiencia cardíaca. Eso sí que es matar moscas a cañonazos. Veremos qué calidad de vida les queda a los ingenuos que acepten someterse a tal “terapia”.