¿Pueden provocar cáncer los escáneres de resonancia magnética?

 

Son ya demasiadas las evidencias de que someterse a las radiaciones de los aparatos de resonancia magnética puede llevar a sufrir diversas enfermedades -entre ellas cáncer- por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sugerido que es hora pues de que se haga una investigación internacional sobre ese posible nexo. Y la propuesta la acaba de asumir la Agencia de Protección de la Salud del Reino Unido aunque de momento no va a investigar a los pacientes sino a los profesionales que manejan los escáneres, especialmente a los bebés de las madres que hacían ese trabajo estando embarazadas. La idea es examinar la relación con las alteraciones del ritmo cardíaco –sobre todo entre quienes sufren enfermedades cardiovasculares o portan un marcapasos-, los casos de cáncer y la mortalidad. Anthony Swerdlow, presidente del Grupo Asesor de Radiación No Iónica (AGNIR) que aconseja a la citada agencia, reconoce que "falta información sobre los efectos adversos a largo plazo para la salud de los aparatos de resonancia magnética".