Las radiaciones electromagnéticas pueden provocar cáncer y otras muchas patologías

Especialmente leucemia en niños

Las radiaciones electromagnéticas pueden provocar cáncer, especialmente leucemia en niños. Así se recoge en un informe realizado por The BioInitiative Working Group (www.bioinitiative.org), grupo de trabajo internacional que reúne a conocidos científicos, investigadores y profesionales de programas de salud públicade todo el mundo. Y lo documentan científicamente. Tanto las que producen los cables de alta tensión como los transformadores eléctricos, el cableado eléctrico interior de muchos edificios, las antenas de telefonía, los teléfonos móviles y otros equipos de radiofrecuencia, incluidos los Wi-Fi. Asimismo se denuncia que los límites de seguridad adoptados por los gobiernos en las leyes son demasiado elevados y encima éstas no se cumplen porque en la realidad las radiaciones son hasta miles de veces más potentes e intensas de lo que se reconoce. Sin que a las empresas se las controle y sancione.
Tumores cerebrales, leucemia, neuromas acústicos -por los teléfonos móviles e inalámbricos-, Alzheimer, desórdenes del sueño, dolor de cabeza, problemas de memoria y concentración… Los problemas que puede generar son muchos.
El doctor David O. Carpenter, director del Instituto de Salud y Medioambiente de la Universidad de Albany en Nueva York y co-editor del informe, ha llegado a afirmar que hay que modificar de inmediato las leyes si se quiere evitar en el futuro la aparición masiva de cánceres, enfermedades neurológicas y otras muchas disfunciones.  Agregando que mantener la actual situación es absolutamente inaceptable.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte sólo nos queda recordar que venimos advirtiendo de todo ello desde hace muchos años (basta entrar en nuestra web –www.dsalud.com– y leer los numerosos textos de denuncia que llevamos publicados). Mientras, nuestras autoridades y jueces prefieren seguir siendo sordas y ciegas.