La curcumina presente en el curry, eficaz también en enfermos de Alzheimer

 

La curcumina -compuesto del curry- previene la acumulación de placas de proteína beta amiloides que se forman en el cerebro de las personas con Alzheimer según un reciente estudio efectuado por  investigadores de la Universidad de California (EEUU) que ha publicado recientemente Proceedings of the National Academy of Science (PNAS). El descubrimiento viene a complementar su capacidad para prevenir la artritis -tanto aguda como crónica- y que disminuye la destrucción ósea según descubrió un grupo de investigadores de la Universidad de Arizona (Tucson, EEUU) cuyo trabajo –desarrollado en ratas- se  publicó en su día en la edición digital de Arthritis & Reumatism. En aquella ocasión los investigadores lo achacaron a sus conocidas propiedades antiinflamatorias y a que inhibe la proteína NF además de alterar la expresión de cientos de genes que intervienen en la inflamación y destrucción de las articulaciones evitando que aumenten las células que descomponen el hueso en las articulaciones: los osteoclastos.
Y no olvidemos su papel en casos de cáncer. Un grupo de investigadores de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey, EEUU) comprobó que tanto la cúrcuma del curry como el fenetil isotiocianato -sustancia presente en las plantas crucíferas- son eficaces en cáncer de próstata y que el tratamiento sería aún más eficaz si se combinan ambos productos.
Y no sólo en ese tipo de cáncer. Porque la curcumina tambiénparece ser supresor natural de otros tumores. Así lo piensan al menos los profesores Andy Gescher y Will del Departamento de Oncología de la Universidad de Leicester en el Reino Unido.
Terminamos recordando que la cúrcuma es además depurativa y antioxidante, facilita el descenso de los niveles lipídicos elevados, protege el hígado y el colon y es antiespasmódica y diurética.