Un estudio destaca la importancia de tener cerca a familiares y amigos


LOS ENFERMOS DE CÁNCER PREFIEREN SER TRATADOS EN SUS PROPIOS HOGARES 

Un estudio realizado por la Campaña Británica de Investigación sobre el Cáncer indica que la mayoría de los afectados por esta enfermedad prefiere recibir los tratamientos en sus propios hogares que en los hospitales. Según los expertos, el hecho de tener cerca a familiares y amigos es fundamental para levantar el ánimo de los pacientes.
Según pudo comprobar el equipo de la Dra.Sue Ingleby en enfermos de cáncer de estómago los pacientes se encuentran más cómodos en su propio ambiente y al estar en su casa pueden seguir con sus actividades rutinarias. Además, algunos efectos secundarios de los tratamientos y el riesgo de sufrir una infección se agudizan con los continuos viajes al hospital.
Por su parte, el Gobierno británico está considerando la posibilidad de permitir que los pacientes reciban los cuidados en sus casas ya que así también se reducirían mucho los costes de hospitalización; concretamente, hasta un 50%.