Un tumor cerebral le hace reír sin razón y de forma incontrolada

 

Un tipo de nódulo cerebral llamado hamartoma -localizado en el hipotálamo cerebral- es el responsable de embarazosas situaciones en los afectados. Según un artículo publicado en Neurology, esta tumoración no cancerosa provoca unas ganas inexplicables de lanzar una carcajada aunque el enfermo no siempre logra hacerlo. Según explican los neurólogos australianos que estudian este mal, es susceptible además de causar ataques moderados de epilepsia.
Muchos pacientes con hamartoma lo describen como “una especie de cosquilleo en la cabeza” y en casi todos los casos la sensación es incluso agradable a pesar de que resulta a veces violento tener que apretar los labios para no dar rienda suelta a la carcajada.
“Los afectados son conscientes de que, en muchas ocasiones, este estado placentero advierte de la llegada de un nuevo ataque epiléptico y eso les asusta”, comenta el experto Samuel Berkovic, del Centro Médico Austin, de la ciudad australiana de Victoria, quien añade que los especialistas no conocen bien el mecanismo que causa estos ataques.