Una alimentación inadecuada es el segundo factor de riesgo del cáncer 

 

El riesgo de desarrollar cáncer se reduce notablemente cuando uno se alimenta equilibradamente y consume de forma regular fruta y verdura frescas, practica algo de ejercicio y restringe el consumo de alcohol, según un nuevo trabajo que publica The Lancet. Para los investigadores, una alimentación insana es –tras el tabaco- el segundo factor de riesgo para contraer cáncer. Es más, la mala alimentación sería la causa del 30% de los carcinomas en los países desarrollados.
Según el equipo que coordinó Timothy Key en la Unidad de Epidemiología de Investigación del Cáncer del Reino Unido, "la obesidad incrementa el riesgo de cáncer de esófago, colorrectal, mama, endometrio y riñón” mientras “el alcohol se asocia con tumores de la cavidad oral, faringe, laringe, esófago e hígado además de con un ligero incremento en el de mama".
Sólo nos resta añadir por nuestra parte –una vez más- que los dos aspectos mencionados –el tabaco y la alimentación- son los principales factores que llevan al organismo a deteriorarse pero insistimos en que la principal causa de todo cáncer es psicosomática (lea los artículos publicados al respecto).