UNA COMPAÑÍA AÉREA NORTEAMERICANA, PRIMERA EN TENER A BORDO UN DESFIBRILADOR PORTÁTIL

Para reanimar a pasajeros que sufren paros cardíacos

American Airlines es la primera compañía aérea que ha incorporado en sus vuelos un aparato portátil que permite reanimar a los pasajeros que sufren un paro cardíaco a bordo, algo que ya ha recomendado la Administración Federal de Aviación de EE.UU. que instalen a todas las compañías aéreas.
El desfibrilador utiliza corrientes eléctricas para activar el corazón de las personas que sufren un paro cardíaco. El aparato analiza el ritmo cardíaco del paciente e indica si precisa una descarga eléctrica. También cuenta con un mecanismo de seguridad por el cual no se administra esta descarga si no es absolutamente necesario.
La utilidad de este aparato ya ha sido comprobada en EE.UU. Hace unas semanas, un pasajero que volaba con American Airlines de Boston a Los Angeles sufrió un paro cardíaco en el avión. Gracias al desfibrilador portátil que llevaban a bordo, la tripulación pudo salvar su vida.
Por otra parte, expertos del Centro Espacial y Aeronaútico alemán, en colaboración con médicos de la Universidad de Tübingen, han puesto a punto un sistema de videoconferencia que permitirá atender las emergencias médicas que se produzcan en pleno vuelo. En las pruebas de simulacro se utilizaron muñecos en lugar de pasajeros, fingiéndose que éstos se ponían repentinamente enfermos. Entonces la tripulación consultaba qué hacer mediante el sistema de videoconferencia conectado con el centro clínico de la Universidad de Túbingen, desde donde los médicos ofrecían pautas y consejos para salvar la vida del presunto enfermo gracias a un biomonitor que les enviaba datos sobre las funciones vitales del afectado.
En los aviones se encuentra una antena especial utilizada para el envío de los datos a través de satélite. De ahí que se esté planeando actualmente la construcción ex profeso de cinco satélites para ser emplazados en una zona geoestacionaria a unos 36.000 kilómetros de altura.