Proponen dormir en una cama inclinada con la cabecera ligeramente más alta que los pies

Andrew Fletcher, ingeniero mecánico británico, asegura que dormir en una cama inclinada unos cinco grados de manera que la cabeza quede más alta que los pies es muy beneficioso para la salud; mucho más que si la cama está en posición horizontal, se duerma en ella de lado o boca arriba. Afirma haber constatado en numerosas personas que mejora la circulación sanguínea, el metabolismo y las funciones respiratorias, neurológicas e inmunológicas siendo especialmente útil en cuadros de cefaleas y migrañas así como en edemas y varices. Es más, afirma que ayuda en casos de reflujo ácido, apnea del sueño, glaucoma, esclerosis múltiple, diabetes, parkinson, alzheimer y otras patologías aparentemente inconexas.

Este reportaje aparece en
243
Diciembre 2020
Ver número
Última revista
Último número Octubre 2021 de la revista mensual Discovery DSalud
252 | Octubre 2021
Cartas al director Editorial Ver número