Publicar el supuesto genoma de un virus no prueba su existencia

Ha pasado más de un año desde que en nuestra revista se pusiera públicamente en duda -por primera vez- que la pandemia que decían asola el mundo –inexistente a la luz de los propios datos oficiales- se debiera a un nuevo coronavirus que acabaría denominándose SARS-CoV-2. Pues bien, desde entonces no solo no ha aparecido ningún estudio que demuestre su existencia sino que se han ido acumulando más y más evidencias de lo contrario -como hemos ido explicando en números sucesivos- y a pesar de ello no hemos dejado de recibir correos electrónicos en los que se nos argumenta que hay “pruebas” de que existe, entre ellas el hecho de que numerosos equipos científicos afirman haber secuenciado el genoma del SARS-CoV-2. Hemos decidido pues volver a recordar de forma sintética nuestros argumentos y reiterar que dar a conocer el supuesto genoma de un virus no prueba en absoluto su existencia. Analicémoslo una vez más.

Este reportaje aparece en
248
Mayo 2021
Ver número
Última revista
Último número Diciembre 2021 de la revista mensual Discovery DSalud
254 | Diciembre 2021
Cartas al director Editorial Ver número