Renovamos nuestra web y el Consejo Asesor

por José Antonio Campoy

Nuestra revista cumple el próximo mes de enero 18 años -coincidiendo con la publicación del nº 200- decidida a asumir nuevos retos. El primero ha sido el de modificar nuevamente la web –www.dsalud.com– y hacerla «responsive» a fin de que se adapte a todo tipo de dispositivos, desde ordenadores de escritorio de distinto tamaño hasta móviles y smartphones pasando por portátiles y tablets. Una iniciativa necesaria en un mundo en el que casi el 50% de los usuarios navega por Internet a través de dispositivos móviles. Ello permite además una navegación más cómoda e intuitiva. Por otra parte, hemos incorporado numerosas imágenes a fin de hacerla más atractiva y mejorado notablemente su posicionamiento en Internet. El lector cuenta así con acceso a más de 3.500 noticias propias, más de 1.650 reportajes, casi 200 editoriales y más de un millar de Cartas al Director con sus correspondientes respuestas. Textos de libre acceso salvo los correspondientes a los diez últimos números y los relativos al Cáncer y a la Nutrición Ortomolecular; es decir, a unos 375 reportajes que están reservados para nuestros suscriptores «on line». Y es que quienes nos suministran el papel, imprimen la revista, la distribuyen y la venden, nos cobran la luz, el servicio de Correos, la mensajería, el almacenamiento, el teléfono, la oficina, el material, los ordenadores, los programas informáticos, el acceso a Internet, el diseño y mantenimiento de la web, el hosting, los sueldos, las colaboraciones, las fotos, los impuestos, la Seguridad Social y otros muchos gastos tienen la manía de cobrarnos por ello en lugar de hacerlo gratis que es lo que se nos «exige» a nosotros. Asimismo hemos decidido modificar nuestro Consejo Asesor y dar cabida en él a algunos de los profesionales con los que hemos estado en contacto en los últimos años y nos manifestaron abiertamente su interés en colaborar con nuestro proyecto. Evidentemente no hemos podido acceder a todas las peticiones y de hecho hemos dado de baja a algunos de los que venían  apoyándonos desde hace muchos años y a quienes agradecemos de corazón su ayuda y colaboración queriendo dedicar un recuerdo muy especial a amigos entrañables que ya no están entre nosotros por haber fallecido como Jose Pérez Fernández, Fermín Moriano, Francisco Albertos, Jose de la Hoz Fabra, Jesús Calderón Gómez, Mauricio Ospina de la Roche, Pedro Subirana y Joaquín Grau Martínez. Como nuestros lectores habituales saben el Consejo Asesor está integrado por profesionales de reconocido prestigio -muchos de ellos representantes de distintas entidades y organizaciones- y se creó con la intención de formar un elenco de personalidades que diera fe pública con su presencia en él de su respeto a todo planteamiento formulado por colegas de la Medicina, la Genética, la Proteómica, la Química, la Biología, la Farmacología, la Física, la Ingeniería y otros expertos de disciplinas de muy distinto ámbito relacionadas con la salud aunque discrepe de sus postulados. Los conocimientos científicos no pueden ser impuestos en función de creencias o intereses económicos y es necesario que profesionales de prestigio lo hagan patente aceptando estar juntos en un consejo en el que asumen que habrá personas con cuyos planteamientos no estén de acuerdo. A fin de cuentas el respeto con las ideas y postulados ajenos debería ser norma y no excepción en el ámbito de la ciencia. Daremos a conocer el renovado Consejo Asesor en nuestro próximo número facilitando un breve curriculum de cada uno de ellos así como los teléfonos de contacto, correos y webs cuya publicación admitan. Terminamos indicado que el nº 200 será especial y en él reflejaremos -de forma muy somera por razones de espacio- lo más importante de lo dado a conocer a lo largo de estos 18 años. Esperamos que lo disfruten.