Admiten la relación entre las torres eléctricas y el cáncer infantil

 

La Comisión Nacional de Protección Radiológica británica ha realizado una investigación sobre 3.000 niños estadounidenses, europeos y neozelandeses que ha confirmado la sospecha de que las torres eléctricas doblan el riesgo de aparición de la leucemia infantil.
El estudio sugiere, sin embargo, que el incremento de riesgo es leve ya que sólo afecta a uno de cada 20.000 niños. También ha revelado que aunque las evidencias son pequeñas se realizarán nuevos estudios para explicar casos más concretos. Más de 23.000 hogares en el Reino Unido viven cerca de líneas eléctricas lo que ha suscitado fuertes críticas sobre los campos electromagnéticos que rodean a los cables.
El partido de la oposición ha exigido que se establezca una zona tope obligatoria de 50 metros a cada lado de las líneas. Hay expertos, sin embargo, que aseguran que “los cables silbantes” pueden extender su efecto a cientos de metros.
En Estados Unidos la legislación prohíbe la construcción de casas nuevas cerca de líneas eléctricas de alta tensión.