Aseguran que los genes determinan la adicción al tabaco 

Científicos de Oxford aseguran haber descubierto que los genes determinan cuántos cigarrillos se fumará al menos una persona al día sin poder evitarlo y también cómo ésta desarrollará la adicción a la nicotina.
Estos expertos de la Universidad de Oxford han implicado en su estudio a 800 fumadores de ambos sexos -todos ellos recién iniciados en el hábito- a fin de poder conocer quién sería más propenso a caer en la adicción y quién no. El test que se les impuso consistía en hallar un vínculo entre la forma en que el cuerpo metaboliza el neurotransmisor “dopamina” y la nicotina de los cigarrillos, y la probabilidad de terminar siendo adicto.
“Parece que las personas cuyos genes determinan una forma de metabolización lenta están más lejos de caer en el hábito de fumar que otros. Si los efectos de la nicotina se metabolizan muy despacio y tardan unas 12 horas parece que la persona en cuestión no tendrá ganas de fumarse otro cigarrillo”, ha comentado Robert Walton, profesor de esta universidad. Se han encontrado hasta 20 genes distintos en la dependencia al tabaco.
Los investigadores han observado que una variación genética en la enzima que metaboliza la dopamina en el cerebro es importante para saber qué número de cigarros llegará a consumir un fumador al día. También pone de manifiesto que los mecanismos genéticos al respecto son diferentes en hombres y en mujeres.
Añadir, por nuestra parte, que la adicción al tabaco es fundamentalmente psicológica y la genética, en todo caso, puede ayudar e influir pero nunca determinar. Como influye la adicción física de la nicotina y otros componentes. Propugnar siquiera como hipótesis que uno fuma porque no le queda más remedio ya que se lo exige el cuerpo es intolerable. Es hora de dejar de buscar “culpables” fuera de nosotros a lo que hacemos o nos pasa y no nos gusta.