El 90% de los casos de apnea no llegan a ser diagnosticados

El 6% de la población española padece este problema

Un 6% de la población española padece apnea aunque el 90% de los casos no llegan a ser diagnosticados, según la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica. Este trastorno del sueño se produce cuando la faringe del paciente se cierra en determinados momentos de la noche impidiendo la entrada de oxígeno en la sangre.
La enfermedad -que es más frecuente entre varones de alrededor de 50 años obesos- se caracteriza por ronquidos estruendosos e intermitentes, pausas respiratorias durante la fase del sueño y somnolencia durante el día, cansancio, dolor de cabeza, irritabilidad e, incluso, impotencia. Además, las complicaciones pueden ser tan severas como infartos cerebrales o de miocardio. Estos episodios de falta de aire durante el sueño impiden el correcto descanso de organismo durante la noche originándose un estado de somnolencia casi permanente durante el día que provoca el 20% de los accidentes de tráfico.
Para el tratamiento de esta patología es necesario seguir unas medidas generales a fin de conseguir una vida sana con mucho ejercicio, dieta y moderación de alcohol y tabaco. Otras medidas preventivas consisten en no tomar somníferos y demás medicamentos relajantes ya que propician la apnea al deprimir el músculo del velo del paladar. La solución final puede ser quirúrgica o médica, mediante la adaptación de prótesis en la boca o la utilización de un compresor de aire.