El Bisfenol A también causa obesidad

El Bisfenol A -componente básico de los plásticos de policarbonato utilizados en envases de comidas y bebidas (como las botellas de agua y refrescos), cubiertos de plástico, chupetes, tetinas, latas de conserva y otros muchos productos sanitarios- puede causar también obesidad. Así lo indica un nuevo estudio de la School of Medicine de Nueva York recién publicado en JAMA tras estudiar a unos 3.000 niños y adolescentes y comprobar en su orina que entre quienes tenían mayor cantidad de esa sustancia había más del doble de obesos. Y lo preocupante es que según los análisis “el 92,6% de los niños mayores de 6 años estudiados entre 2003 y 2004 tenían niveles detectables de BPA en la orina y el 99% provenía de la dieta”.

Lo lamentable es que estudios anteriores ya han demostrado que su ingesta puede provocar graves alteraciones en el metabolismo de la glucosa y de los lípidos así como estrés oxidativo y, por tanto, serios problemas de salud. De hecho está demostrada su relación con las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2 y las alteraciones hepáticas. Es más, se sabe que altera notablemente el páncreas. Lea el lector en nuestra web –www.dsalud.com– los artículos que con los títulos El enorme peligro de algunos envases de plástico y Potencial peligro de biberones, chupetes, tetinas, botellas y otros productos de uso masivo publicamos al respecto en los números 112 y 131 respectivamente.
Recordemos que tres semanas después de que Discovery DSALUD denunciara en portada el peligro del Bisfenol A la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA) emitió un comunicado asegurando que “no había ninguna razón para modificar las dosis máximas de bisfenol A que el organismo puede tolerar”. Solo que poco después, sin que transcurriese siquiera mes y medio, la Unión Europea decidió prohibir la comercialización de todos los biberones de plástico que lo lleven “por sus posibles efectos perjudiciales para la salud de los niños”. “Hay estudios –reconoció el Comisario de Salud y Consumo de la Unión Europea, John Dalli- que demuestran que el bisfenol A puede tener efectos negativos en el desarrollo del niño, afectar a su sistema inmune y fomentar la aparición de tumores”.
Sin embargo no se prohibieron los plásticos de policarbonato que lo contienen y utiliza la industria en los demás productos así que volvemos a sugerírselo a nuestros lectores: no consuman ni utilicen plásticos que contengan bisfenol A. Y si duda de alguno, ¡absténgase de usarlo! Aunque lo más importante es que no se usen jamás objetos de plástico en los microondas.