El brécol mantiene la barrera hematoencefálica

 

Muchos médicos dudan aún de la importancia terapéutica de la alimentación por la sencilla razón de que al estudiar la carrera no se les enseñó sobre Nutrición prácticamente nada. Por eso la mayoría son, en ese ámbito, unos ignorantes. Y eso que todos los días aparecen investigaciones que demuestran su enorme importancia. Del brécol, por ejemplo, se conocen ya muchas propiedades –entre ellas su eficacia en cáncer- pero ahora acaba de constatarse que también ayuda a mantener la integridad de la barrera hematoencefálica tras un traumatismo en la zona cortical merced a su riqueza en sulforafano –presente igualmente en otras crucíferas- ya que aumenta la actividad del factor 2 asociado a NF-E2 (Nrf2). El sulforafano atenúa la pérdida de proteínas y células endoteliales reduciendo así el daño en la barrera hematoencefálica y el edema cerebral.
El estudio que lo demuestra fue dirigido por Jing Zhao en la Universidad de Texas (EEUU) y se publica en Journal of Neurosciences