El brécol, realmente eficaz en la diabetes

Mientras el fármaco Byetta provoca graves problemas

El pasado mes de Junio publicamos en la sección de Alimentación del número 106 un extenso reportaje titulado Brécol: la verdura anticancerígena por excelencia en el que hablábamos de las numerosas propiedades de esta sorprendente crucífera -merced básicamente a su contenido en sulforafano– explicando que entre ellas está la de ayudar en casos de diabetes. Pues bien, un equipo de la Universidad de Warwick (Gran Bretaña) dirigido por Paul Thornalley acaba de publicar en la revista Diabetes un artículo explicando que la mencionada sustancia estimula la producción de enzimas protectoras de los vasos sanguíneos y reduce los altos niveles de moléculas que dañan gravemente las células disminuyendo el riesgo de ataques cardíacos y apopléticos. Lo que logra porque reduce de forma muy notable las especies de oxígeno reactivo y además activa una proteína conocida como nrf2 que protege células y tejidos al activar enzimas antioxidantes y detoxificantes.
Paralelamente la FDA acaba de avisar que uno de los fármacos autorizados para “tratar” la diabetes tipo 2, el Byetta -cuyo principio activo es la exenatida, sustancia venenosa extraída de la saliva de una lagartija (la Heloderma Suspectum)-, parece causar graves daños en el páncreas. A la Agencia del Medicamento estadounidense le consta que al menos seis personas han sufrido fuertes hemorragias o necrosis pancreática teniendo que ser hospitalizadas -de las que dos ya han muerto- además de decenas de casos de pancreatitis. Pero no ha retirado el fármaco del mercado.