El ácido úrico elevado puede aumentar el riesgo de ictus 

Demasiado ácido úrico no sólo provoca gota. También aumenta el riesgo de pequeños ictus casi indetectables que conllevan un posterior deterioro cognitivo. Así lo indica un estudio dirigido por David Schretle en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU) y publicado en Neurology. Los investigadores han determinado que un alto nivel de ácido úrico se asocia con sustancia blanca hiperintensa, pequeñas áreas cerebrales muertas. Para Schretle lo singular es el efecto contradictorio del ácido úrico pues se trata de un potente antioxidante que puede proteger frente al Alzheimer y el Parkinson pero también suele estar acompañado de diabetes, obesidad y enfermedades coronarias.
Dicho esto en la revista debemos añadir que quizás el cuerpo produce ácido úrico en los casos mencionados precisamente porque se trata de un potente antioxidante y recurre a él cuando no se le proporciona mediante la ingesta suficiente de frutas y verduras, algo que no suelen tomar habitualmente las personas con las enfermedades mencionadas. Y puede que ese exceso provoque efectivamente los problemas conocidos de gota y mini-ictus… pero en tal caso la solución no está en tomar fármacos para bajar los niveles de ácido úrico sino en cambiar la alimentación y tomar menos grasas saturadas, hidratos de carbono refinados, café y alcohol e ingerir más frutas y verduras. Proporcionaremos así al cuerpo suficientes antioxidantes y éste no tendrá que fabricar ácido úrico para compensar su carencia. Natural y sencillo.