El exceso de desinfección puede provocar problemas inmunológicos  

El uso indiscriminado de sustancias antibacterianas en jabones y productos desinfectantes puede estar provocando mutaciones en las bacterias que las vuelven más fuertes y peligrosas para el ser humano. La voz de alarma la ha dado Stuart Levy -profesor de Microbiología de la universidad norteamericana de Stuff- en la última conferencia internacional sobre Nuevas Enfermedades Infecciosas que acaba de celebrarse en Atlanta.
"Si utilizamos productos antibacterianos para todo –explica– destruiremos el equilibrio natural de los microorganismos que nos rodean y sólo quedarán los más fuertes y peligrosos. Además, muchos de los productos desinfectantes que utilizamos cotidianamente son sustituibles por otros tradicionales como el alcohol, el jabón o el agua caliente por lo que los antibacterianos sólo deberían utilizarse en casas con personas que sufran problemas de defensa ante infecciones”.
Levy recordó luego un estudio italiano que demuestra que los niños deben estar expuestos a las bacterias para poder desarrollar correctamente su sistema inmunológico. "Igual que su cuerpo necesita mucho ejercicio para desarrollar los músculos y los huesos, su sistema inmunológico requiere estar en contacto desde el principio con ambientes normales para poder desarrollar una defensa adecuada el resto de su vida", señaló Levy.