ESPERAN UN ESPECTACULAR AUMENTO DE MUERTES EN EUROPA POR CÁNCER VINCULADO AL ASBESTO

 

Hasta un cuarto de millón de europeos podrían morir a causa de un cáncer relacionado con el asbesto -mineral utilizado en la construcción- en los próximos 35 años, según el profesor Julián Peto, del Instituto de Investigación del Cáncer y de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Según este médico, en Europa hay una auténtica epidemia de mesotelioma, un cáncer del tejido pulmonar cuyo desarrollo está vinculado a la exposición al asbesto.
Los trabajadores de la construcción y los astilleros son los que tienen más posibilidades de contraer la enfermedad, corriendo mayor riesgo los nacidos entre 1945 y 1950, época en la que no se regularizó el uso del asbesto y se utilizaba masivamente en construcciones y aislantes. “Casi uno de cada 150 hombres cuya edad está alrededor de los 50 años morirá en Europa Occidental de mesotelioma“, aseguró el investigador británico.
Aunque muchos edificios contienen asbesto el peligro es casi inexistente si no se toca. El riesgo aumenta cuando se hacen reformas ya que el mineral puede liberar ciertas fibras.
Actualmente no hay ningún tratamiento efectivo contra el cáncer vinculado al asbesto y los enfermos suelen vivir una media de 3 años. Según Peto, el número de víctimas podría aumentar de 5.000 en 1998 a 9.000 en 2018, alcanzando los 250.000 en el 2043.