Los cardiólogos auguran un aumento del número de infartos

Siguen sin saber la causa real que los provoca

«Las enfermedades cardiovasculares no sólo seguirán siendo la primera causa de muerte en España sino que aumentará el número de infartos agudos de miocardio y, además, disminuirá la edad de la población afectada».Tal ha sido la principal conclusión a la que llegaron los cardiólogos en la reunión anual de la Sección de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología celebrada recientemente en Santiago de Compostela. Es más, se afirmó que tanto en Europa como en Estados Unidos se han duplicado en los últimos 10 años los ingresos hospitalarios por infarto de miocardio. Se estima que en nuestro país se atiende a unos 75.000 enfermos cada año que permanecen en el hospital una media de 11,5 días. Los expertos creen que, en consecuencia, los gastos aumentarán hasta un 60% en la próxima década y piden que se destine más dinero a afrontar la situación.
Lo singular es que según los cardiólogos los principales factores de riesgo son la hipertensión, la obesidad, la diabetes y el colesterol. Es decir, proponen seguir recetando fármacos paliativos que no arreglan nada. No parecen haberse enterado de que esas patologías no son “causa de” sino “efectos de” y, por tanto, siguen sin centrarse en el problema principal: el debilitamiento de las arterias por carencia crónica de determinadas vitaminas –especialmente la vitamina C-, minerales y oligoelementos. Así lo demostró hace ya diez años el cardiólogo Matías Rath contándolo en su obra Por qué los animales no sufren infartos y los hombres sí.  Vamos a hablar de este asunto en próximos números.