Estados Unidos ordena la retirada de los anticatarrales y descongestivos con fenilpropanolamina

El Ministerio de Sanidad español dice que aquí no hay peligro

Como ya anunciamos el pasado mes de diciembre, la FDA (Oficina de Control de Medicamentos de los Estados Unidos) decidió retirar del mercado el pasado 6 de noviembre todos los productos que contengan en su formulación el compuesto fenilpropanolamina, un descongestionante nasal habitual en los fármacos anticatarrales que se venden habitualmente sin receta.
El motivo ha sido el descubrimiento de efectos adversos en el transcurso de un estudio llevado a cabo en la Universidad de Yale en el que se encontró una clara asociación entre el consumo de fenilpropanolamina y el infarto hemorrágico cerebral. Riesgo que, al parecer, es mayor entre las mujeres.
El Ministerio de Sanidad español, al saberlo, convocó una reunión de expertos el 13 de diciembre y a través del Comité de seguridad de medicamentos de uso humano de la Agencia Española del Medicamento aseguró que los antigripales y anticatarrales que se venden en España son “seguros y eficaces”.
La razón que se alega es que el estudio de la Universidad de Yale sobre la fenilpropanolamina se hizo con fármacos supresores del apetito y no con anticatarrales donde la dosis de este compuesto químico es –se supone- menor. Añadiendo que esos supresores del apetito se venden en Estados Unidos hasta en supermercados, con el consecuente posible uso indiscriminado dada la incidencia de obesidad en ese país y, por tanto, de hipertensión y enfermedades coronarias, factores que aumentan el riesgo de hemorragia cerebral.
Según la agencia, en España se han vendido millones de unidades de productos anticatarrales conteniendo este principio activo sin haberse detectado, a lo largo de la historia, ningún tipo de reacción adversa de tal calibre.
Sin embargo, el comunicado oficial agrega que “con el fin de minimizar cualquier tipo de incidencia y para tranquilidad de la población, limitará la dosis diaria recomendada de fenilpropanolamina a 100 miligramos por día con el fin de aumentar, todavía más, el margen de seguridad de estos medicamentos.”
Eso sí, recuerda que los mismos, tal y como se indica en sus prospectos, están contraindicados en pacientes afectados de hipertensión arterial, hipertiroidismo, enfermedad coronaria y en aquellos tratados con inhibidores de la monoaminooxidasa.
Los productos que en España llevan este componente son Aspirina Complex, Grippal, Vincigrip, Coridicin Fuerte, Durasina, Farmagripine, Frenaseltz, Triominic, Senioral, Ornade, Irritos, Miferen, Mucorama, Nova Grip y Rinoretard.
Añadir, por nuestra parte, que este asunto no está cerrado. Seguiremos informando.