Hacen desaparecer con inmunoterapia un cáncer de mana «incurable»

El equipo médico de un hospital de Florida (Miami, EEUU) ha logrado hacer desaparecer un cáncer de mama con metástasis generalizada -incluidos tumores del tamaño de pelotas de tenis en el hígado- que había sido calificado de «incurable» ¡cultivando linfocitos-T extraídos de la propia paciente e inyectándoselos luego!

El trabajo acaba de publicarse en Nature Medicine y según se explica en él extrajeron tejido tumoral de la enferma, analizaron su ADN en busca de mutaciones, obtuvieron los linfocitos-T más eficaces, los cultivaron y una vez tuvieron 90.000 millones se los inyectaron junto con Pembrolizumab -el ineficaz fármaco más usado en el cáncer de mama- y el cáncer desapareció de todo el cuerpo. De hecho Judy Perkins, la ingeniera estadounidense de 49 años que aceptó probar la terapia tras recibir varias sesiones de quimioterapia con nulos resultados y a que la que habían dado tres meses de vida, lleva dos años sin cáncer.

Para el Dr. Steven Rosenberg, jefe de cirugía del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, lo conseguido implica un completo cambio de paradigma en Oncología ya que aunque es un tratamiento experimental es «potencialmente aplicable a cualquier tipo de cáncer».