IMITAN LOS MISMOS EFECTOS DE LA GRAVEDAD CERO EN LA SUPERFICIE DE LA TIERRA

 

Un grupo de científicos de la Universidad de Nimega (Holanda) está comenzando a imitar la gravedad cero del espacio en la superficie de la Tierra mediante varios experimentos.
Unas ranas comunes han sido las pioneras de este proyecto que pretende emular las condiciones del espacio en nuestro planeta. La idea que defienden los expertos de Nimega es que la mayor parte de los materiales de la Tierra son de tipo no magnético hasta que no se sitúan dentro de la influencia de los campos magnéticos. Según esta teoría, la mayoría de los objetos y seres animados e inanimados del nuestro planeta –humanos incluidos- son “diamagnéticos”.
Este término -utilizado por primera vez en 1846 por Michael Faraday- significa que los materiales tienen menor permeabilidad magnética que el vacío y son repelidos por la acción de un fuerte imán. Los holandeses consideran que este efecto no tenía aplicaciones prácticas ya que los imanes que existían entonces carecían de la suficiente fuerza como para lograr que los objetos o las personas levitasen.
Pero hoy ya es posible contar con imanes potentes como los que han empleado estos científicos que aseguran haber hecho levitar avellanas, ranas y otros objetos de poco tamaño dentro de una habitación magnetizada.
Las aplicaciones de este descubrimiento en el ámbito de la Salud son incalculables.