La causa de la esclerosis múltiple parece ser epigenética

Es la epigenética –los factores medioambientales, alimentación incluida- y no la genética la causa más probable de la esclerosis múltiple, enfermedad neurodegenerativa que se postula no tiene cura. Tal es la principal conclusión de un estudio dirigido por un grupo de investigadores de la Universidad Reina María de Londres (Reino Unido) dirigido por Klaus Schmierer recién publicado en Multiple Sclerosis Journal. Y es que han comprobado que las poblaciones asiáticas y africanas que viven en Londres tienen una probabilidad mucho mayor de desarrollar la enfermedad que las personas de las mismas etnias que viven en sus países de origen. Datos que se basan en el estudio de los historiales médicos de nada menos que 907.151 personas que fueron atendidas en los centros de salud de cuatro barrios londinenses.

Los datos indican que de cada 100.000 londinenses de raza negra la padecen 74 cuando en Ghana -país subsahariano con mayor prevalencia de esclerosis múltiple- solo se da un caso por cada 400.000 personas. Y entre los londinenses étnicamente ligados a países del sur de Asia hay 29 casos por cada 100.000 cuando en Pakistán la sufren solo 5 de cada 100.000 habitantes.

Para los investigadores es obvio que los factores ambientales -incluidos comportamientos y hábitos sociales- facilitan el desarrollo de la esclerosis múltiple ya que a su juicio la diferencia de recursos entre Reino Unido y esos países para diagnosticar la patología no explica unas diferencias tan grandes.