La colina mejora la memoria y la atención

 

Un equipo de científicos pertenecientes a tres centros -la Universidad de Granada (España), la Universidad Simón Bolívar de Venezuela y la Universidad de York (Reino Unido)- acaba de finalizar un trabajo con ratas que corrobora que la colina (vitamina del grupo B que procede de la degradación de la fosfatidilcolina, componente de la lecitina) es vital parra la atención y la memoria. Es más, han constatado que su ingesta por la mujer durante el embarazo hace que luego tanto la memoria como la capacidad de atención de sus descendientes sean también mejores.
Lo cierto en todo caso es que ya en 1975 se descubrió que la ingesta de colina aumenta la síntesis y liberación de acetilcolina, neurotransmisor involucrado en muchas funciones –además de en la memoria en el control de los músculos- que asimismo ayuda en la síntesis de diversos componentes de las membranas celulares.
Es más, se sabe que una adecuada ingesta de colina ayuda a prevenir el hígado graso porque impide que la grasa entre en él al favorecer su transporte hacia las células.
La colina está presente en diversos alimentos como los huevos, el hígado de pollo y de ternera, el germen de trigo y, sobre todo, la lecitina de soja.