La Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona suprime su máster de Homeopatía

El decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, Francesc Cardellach, ha decidido suprimir el máster en Homeopatía que se impartía bianualmente en esa institución desde 2004 alegando que «su enseñanza carece de base científica«. Y ello a pesar de que el Plan Bolonia recomienda la inclusión de las terapias no convencionales -entre ellas la Homeopatía- en los estudios de grado de Ciencias de la Salud y que la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dentro de su plan estratégico 2014-2023 su integración tanto en los sistemas asistenciales como educativos. Por si fuera poco en septiembre de 2012 el Comité Internacional de Bioética de la UNESCO acordó durante su XIX reunión instar a todos los gobiernos a que garanticen el acceso de los ciudadanos a los tratamientos alternativos y a reconocerlos como “opción de la práctica médica”.

De hecho la propia Organización Médica Colegial española acordó en 2009 -en asamblea y por unanimidad- pedir que la Homeopatía y la Acupuntura se consideren “actos médicos” que precisan de diagnóstico previo y deben pues ejercerse solo por personal cualificado en centros sanitarios debidamente autorizados. Es más, los medicamentos homeopáticos están hoy considerados fármacos y su venta se restringió hace ya años a las farmacias.

La decisión de Francesc Cardellach -claramente injustificada y caprichosa- sería inmediatamente criticada por el Director del Máster de Medicina Homeopática de la Universidad de Barcelona-AMHB, el Dr. Gonzalo Fernández Quiroga, por la presidenta de la Academia Médico Homeopática de Barcelona (AMHB), la Dra. Mª Teresa Bravo García, por el presidente de la Asamblea Nacional de Homeopatía, el Dr. Antonio Marqués Arpa, por la presidenta de la Federación Española de Médicos Homeópatas (FEMH), la Dra. Inmaculada González-Carbajal, por el presidente de la Sociedad Española de Medicina Homeopática (SEMH) y coordinador del Grupo de Trabajo de Homeopatía de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el Dr. Alberto Sacristán Rubio y por la presidenta de la Sociedad Española de Homeopatía Veterinaria (SEHV), la veterinaria Coral Mateo.

Hasta aquí la noticia. Nosotros volvemos a reiterar por enésima vez que la eficacia de la Homeopatía sí está científicamente constatada por mucho ignorante que lo niegue. Lo hemos explicado en numerosos artículos y lo remarcó nuestro director, Jose Antonio Campoy, en el Editorial que apareció en el nº 189 -correspondiente a enero de 2016- en el que al referirse a su eficacia dijo, entre otras cosas, lo siguiente:  «Lo reconoce hasta el famoso virólogo francés Luc Montagnier -Premio Nobel de Medicina en 2008- para quien «la Homeopatía es eficaz, está científicamente fundamentada y no se justifican los ataques y burlas de las que es objeto»; así lo admitió en una entrevista que publicó Science a finales de diciembre de 2010 añadiendo: “No puedo afirmar que la Homeopatía tenga razón en todo pero sí que sus ultradiluciones tienen efectos. Las ultradiluciones de algo no son nada: son las estructuras del agua las que imitan las moléculas originales”. Montagnier reconoció en aquella entrevista que tanto él como otros colegas suyos han comprobado que las señales electromagnéticas de la medicina diluida se transmiten al agua y de ahí sus efectos biológicos. Es más, demostraría posteriormente que el agua en la que ha habido ADN microbiano -aunque sus restos biológicos se eliminen con filtros y el agua sea sumamente diluida- mantiene esa información patógena pudiendo infectar a quien la ingiera e incluso transmitirla a otra agua mediante resonancia; lo que según él es posible porque en ella existen unas nanoestructuras poliméricas capaces de reproducir las señales del ADN original (lea en nuestra web –www.dsalud.com- los reportajes que con los títulos Luc Montagnier: ¡el ADN transmite electromagnéticamente información al agua! y La memoria del agua publicamos en los números 138 y 140 respectivamente). Pues bien, que tenía razón lo demuestra que en los últimos años diferentes equipos de investigadores han constatado en diversas diluciones dinamizadas la presencia de nanopartículas de la misma naturaleza que la sustancia original -vegetal, animal o mineral- habiéndose publicado el último trabajo en International Journal of High Dilution Research. De hecho los estudios realizados en los últimos 5 años muestran una realidad que obliga a replantearse el uso de la constante de Avogrado como medida de lo material ya que el factor de dilución homeopática excede ese número en varios órdenes de magnitud a pesar de lo cual sigue existiendo materia original en las diluciones homeopáticas en forma de nanopartículas. En otras palabras, existen en ellas estructuras nanométricas visibles con la microscopía adecuada. Decir pues que la Homeopatía carece de fundamentación científica es falso».

Nuestro director se refería al hablar de esto último al artículo que con el título ¡Descubren nanopartículas en las diluciones homeopáticas! apareció en el nº 189 -lo tiene en nuestra web: www.dsalud.com– en el que se explicaba que la clave de su eficacia parece encontrarse en la presencia en las diluciones homeopáticas de nanopartículas de la sustancia original cercanas en algunos casos al tamaño de puntos cuánticos y de ahí que sean indetectables por medios convencionales. Algo que ha constatado de forma concluyente un equipo de científicos hindúes utilizando los últimos avances tecnológicos dando cuenta de ello en un trabajo publicado en International Journal of High Dilution Research.