Las gafas de Google pueden causar problemas de salud

Las gafas “inteligentes” o Google Glass Explorer Edition que cuentan con una cámara integrada con micrófono y altavoz que se manejan simplemente moviendo la cabeza y pueden grabar y estar directamente conectadas a Internet, a un televisor o a otro dispositivo empezarán a comercializarse antes de final de 2013 por unos 1.200 euros pero no serán aptas para el mundo. La propia compañía inventora, Google, ya ha adelantado que podría causar dolores de cabeza, estrés ocular y problemas de visión. Y que no podrán ser usadas por quienes se hayan operado la vista con láser. Como no es recomendable su uso mientras se hace submarinismo o se utiliza un martillo neumático por ejemplo.

Lo que Google no aclara sin embargo es si va a constatar antes de comercializarlas los posibles efectos negativos de las radiaciones electromagnéticas que sin duda emitirá y si éstas podrán afectar negativamente a los ojos, el cerebro, las fosas nasales, la boca, el corazón y otros tejidos y órganos. Lo que hace sospechar que será así el hecho de que ya anuncian que no se permitirá venderlas a menores de 13 años. Nuestros lectores quedan advertidos.