Las radiaciones electromagnéticas causan la muerte de millones de abejas

Que la enorme contaminación química que sufre el planeta está afectando a todos los animales y en muchos casos a quienes los consumimos es bien sabido aunque la mayoría de la gente haya optado por no pensar en ello. Pero es que ahora se ha constatado que la causa de la muerte repentina de cientos de millones de abejas acaecida en los últimos años puede estar debiéndose a las radiaciones electromagnéticas emitidas por las antenas de telefonía y los dispositivos WiFi. Así lo afirma al menos un equipo de investigación dirigido por Daniel Favre, miembro del Instituto Federal de Tecnología de Suiza, tras efectuar un estudio en el que se demuestra que las simples señales emitidas por los teléfonos móviles durante una conversación son capaces de desorientar a las abejas hasta el punto de llevarlas a la muerte. Y lo ha constatado con 83 experimentos diferentes. Este estudio corrobora los resultados de una investigación similar que se hizo en el 2008 según la cual las abejas no regresan a sus colmenas si se coloca cerca un móvil.
"Los terminales móviles activos –aseveraría Favre- tienen un impacto dramático en el comportamiento de las abejas ya que inducen a las obreras a emitir masivamente la señal de alarma. En condiciones normales ese zumbido anuncia que el enjambre se pone en marcha o es una señal inequívoca que indica algún problema en la colonia. Entre otros factores, como los pesticidas, las señales emitidas por los móviles y las antenas de telefonía móvil podrían estar contribuyendo a la desaparición de las abejas en todo el mundo. Apelo a la comunidad científica internacional para que realice más estudios en este campo".