Los antioxidantes protegen el cerebro

 

Un nuevo estudio con animales efectuado en la Universidad de California-Irvine demuestra que los antioxidantes –concretamente las vitaminas A (en forma de betacaroteno), C y E- protegen el cerebro ya que ayudan a conservar las habilidades cognitivas durante la vejez.
"Los perros viejos a los que dimos comidas ricas en antioxidantes–explica el doctor P. Dwight Tapp –realizaron mejor una serie de pruebas cognitivas que los que no tomaron esa dieta especial. Es más, los que recibieron antioxidantes desarrollaron las pruebas tan bien como los perros jóvenes”.
Los perros pierden con el paso del tiempo –al igual que los humanos- algunas de sus capacidades. Por ejemplo, a asimilar nueva información. Y tienen también más dificultad para retener datos a corto y a largo plazo. Pues bien, todo indica que una alimentación rica en esas tres vitaminas previene el deterioro cognitivo relacionado con la edad.
Este estudio confirma los resultados de otro efectuado en su día por científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la University of Houston Clear Lake en la que utilizaron una dieta enriquecida con arándanos. Es más, numerosos estudios indican que el consumo de frutas y verduras previene el envejecimiento cerebral, el Alzheimer y otras muchas patologías, incluidas las enfermedades cardiacas y el cáncer.