LOS MENORES DE DOS AÑOS NO DEBERÍAN VER LA TELE

 

Los padres deberían impedir que los niños menores de dos años vean la televisión. Así lo acaba de sugerir la Academia Norteamericana de Pediatría, añadiendo la inconveniencia de llenar las habitaciones de los hijos pequeños, además de con televisores, con juegos de vídeo u otros aparatos electrónicos.
“Las investigaciones sobre el desarrollo del cerebro en esa edad precoz demuestran que los bebés y los niños pequeños necesitan una interacción directa con sus padres (…) para asegurar un desarrollo normal del cerebro y de los conocimientos social, emocional y cognitivo apropiados”,explica la Academia en la última edición de su órgano de prensa, Pediatrics.
La Academia también recuerda que numerosos estudios han demostrado que una exposición prolongada a la violencia emitida por los medios de comunicación (como la televisión o el cine) aumenta los riesgos de provocar comportamientos agresivos entre ciertos jóvenes.
El niño o adolescente norteamericano medio pasa por término medio unas 21 horas a la semana delante del televisor.