El antidepresivo Seroxat no debe recetarse a menores

 

El Gobierno estadounidense, sumándose a la decisión adoptada previamente por el Reino Unido, ha decidido recomendar también que el antidepresivo Seroxat no se prescriba a menores de 18 años. Algo que no debería haber tenido siquiera que hacer porque de hecho la agencia estadounidense encargada de regular los medicamentos –la FDA- no tiene aprobado el uso de ese fármaco en niños y jóvenes. Y si ha tenido que emitir ese comunicado es porque a pesar de ello hay médicos que se lo recetaban a menores de 18 años. A pesar de que el fabricante –GlaxoSmithKline– ha efectuado tres estudios para ver si resultaba útil en las depresiones infantiles con resultados negativos. Es más, la revisión de los resultados ordenada por el Gobierno constató que tanto las ideas de suicidio como los intentos fueron tres veces mayor entre los consumidores de Seroxat -la mayoría adolescentes- que entre quienes recibieron placebo.
¿Hasta cuándo se va a permitir que haya médicos irresponsables que receten fármacos no testados en niños o –práctica igualmente habitual- que receten fármacos para patologías en las que ese producto no está indicado?