Los pesticidas pueden causar diabetes tipo 2

Los Contaminantes orgánicos persistentes o COPs –más conocidos por las siglas en inglés de Persistent Organic Pollutants-, compuestos químicos artificiales muy tóxicos que se usan como pesticidas, insecticidas y herbicidas, pueden llevar a los seres humanos a sufrir diabetes tipo 2. Así parece sugerirlo al menos un reciente estudio llevado a cabo por un grupo de científicos de la Universidad de Granada (España) dirigido por Juan Pedro Arrebola que acaba de aparecer en Environmental Research. ¿La razón? Que se acumulan en la grasa del cuerpo. Lo que explicaría, entre otras cosas, que haya más diabéticos entre las personas obesas. "El mecanismo de acción por el que eso sucede no se conoce aún –explicaría éste- aunque se ha sugerido que estos compuestos provocan una respuesta inmune al unirse a los receptores de estrógenos en los tejidos relacionados con el metabolismo de los carbohidratos".
El caso es que tras analizar el tejido adiposo de 386 personas adultas en los hospitales San Cecilio de Granada y Santa Ana de Motril se constató que había cuatro veces más diabéticos tipo 2 entre quienes tenían mayores concentraciones de DDE (diclorodifenildicloroetileno) -principal metabolito del plaguicida DDT (diclorodifeniltricloroetano)- y Beta-hexaclorociclohexano (HCH) -presente en el plaguicida lindano-. Lo insólito es que ambos plaguicidas están prohibidos desde hace años y ello demuestra que ante la dificultad del organismo para deshacerse de ellos los almacena en el tejido adiposo.