LOS SUELOS DE PVC EN EL HOGAR AUMENTAN EL RIESGO DE PROBLEMAS ASMÁTICOS EN LOS NIÑOS

 

Los niños menores de 2 años en cuyos hogares hay suelos de policloruro de vinilo o PVC corren el riesgo de contraer problemas bronquiales según un estudio del Instituto Nacional de Sanidad de Noruega dado a conocer por Greenpeace.
Los suelos de PVC en las cocinas, cuartos de baño, dormitorios de los niños y en sus áreas de juegos contienen hasta un 40% del plastificante ftalato DEHP. “Este aditivo químico se libera del suelo y tiende a unirse con las pequeñas partículas de polvo”, declara Pablo Mascareñas, responsable de la campaña de tóxicos de Greenpeace. “Los niños que viven en este tipo de atmósferas –explica– inhalan estas sustancias químicas que pueden desencadenar problemas respiratorios”.
En animales de experimentación el DEHP produce hipersensibilidad bronquial y los niños prematuros expuestos a esta sustancia a través de sistemas de tubos respiratorios presentan un mayor riesgo de padecer asma.
El estudio noruego, realizado sobre 3.754 niños nacidos en Oslo entre 1992 y 1993, pone de manifiesto la relación entre la exposición a los suelos de PVC y un posible aumento de dichas patologías respiratorias. El aditivo DEHP puede incrementar el riesgo de producir una inflamación de las vías respiratorias, característica típica del asma.
Greenpeacedemanda a las autoridades sanitarias españolas que investiguen cómo está afectando a los niños la exposición a los diferentes productos de PVC dentro del hogar:  suelos, papeles pintados, muebles, cables eléctricos, puertas, ventanas, etc.
Los suelos de vinilo no son la única fuente de sustancias tóxicas para la población infantil. Los juguetes de PVC blando -como mordedores o artículos para baño- liberan el mismo tipo de sustancias químicas, los ftalatos, que pasan directamente a la saliva de los niños. “Prácticamente todos los países de la Unión Europea han prohibido ya el PVC en los juguetes; sin embargo, España sigue apoyando a ciegas los intereses de la industria química a costa de poner en peligro el futuro de la población infantil”, hadenunciado Xavier Pastor, Director de Greenpeace España.