No hace falta una citología: basta usar vinagre

En el mundo occidental los médicos recomiendan a las mujeres que cada tres o cuatro años se sometan a una citología -conocida como prueba de Papanicolaou o frotis de Pap– para detectar de forma temprana “posibles lesiones precancerígenas” o un tumor en sus estadios iniciales. Pues bien, expertos de la John Hopkins University afirmaron hace ya más de una década que basta aplicar ácido acético o simple vinagre –rico en él- en el cuello del útero para detectarlo. Y lo acaba de corroborar un ensayo masivo llevado a cabo en Tailandia que acaba de presentarse en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) celebrada en Chicago. Es eficaz y reduce la mortalidad por cáncer de cuello de útero. Basta mojar con vinagre un bastoncillo de algodón y comprobar un minuto después si alguna zona se tiñe de blanco. Si es así se podría estar ante proceso cancerígeno; si la zona no cambia de color no hay problema alguno. Y se ha comprobado que la técnica es eficaz tras constatarlo ¡en 150.000 mujeres hindúes! Obviamente los expertos sugieren a las mujeres occidentales que sigan haciéndose la citología; proporciona más dinero a los médicos y a los laboratorios.