Sancionan a un laboratorio por vender un producto que se vende en media Europa

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña avala la sanción
 

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha avalado la sanción de más de 18.000 euros que la Generalitat impuso al laboratorio farmacéutico Quimifar por vender Adrufyt, una combinación de ingredientes naturales que elabora una empresa holandesa y proporciona una acción relajante y protectora de los músculos y articulaciones fortaleciendo el cuerpo en caso de dolores musculares.
La Generalitat sancionó a la empresa alegando que es un “medicamento no autorizado” mientras ésta afirma que no se trata de un medicamento aunque en el envase figuren sus propiedades terapéuticas. Y es que –como ya hemos denunciado varias veces- el Ministerio de Sanidad –y por lo que se ve, las consejerías autónomas- afirman que todo producto que cura es un medicamento. Una falsedad impropia del siglo XXI que parece mentira haya refrendado con su sentencia el Tribual Superior de Justicia de Cataluña. La ley que impide a un complemento dietético o fitoterapéutico alegar propiedades terapéuticas es aberrante y estúpida. Sólo se aprobó para favorecer a la todopoderosa industria farmacéutica. Que un producto como éste que se vende legalmente en Holanda y otros países de la Unión Europea no pueda comercializarse en nuestro país demuestra el caos que vive la Sanidad española.
¡Basta ya!