¡Sanidad podría dejar de financiar los inútiles fármacos para el cáncer!

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha advertido a la industria farmacéutica de que los precios de sus nuevos tratamientos para el cáncer son “excesivos” por lo que si no demuestran “ser coste-efectivos ¡no los financiará! Así lo dio a conocer Agustín Rivero -Director General de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia– durante la Conferencia General para la Sostenibilidad de la Atención Oncológica en el Sistema Nacional de Salud que organizó la Fundación Bamberg. Según explicaría el ministerio apoya la innovación e introducción de todo  medicamento contra el cáncer que demuestre que su coste-eficacia es “adecuado” y contribuya “de forma real” al “incremento de la salud”. Denunciando abiertamente –aunque de forma diplomática- que los precios de los nuevos medicamentos autorizados en Europa son "extremadamente gravosos" cuando algunos solo aportan “pequeñas mejoras" respecto a los anteriores. Lo que según él obliga a "un gran esfuerzo de valoración y negociación" para decidir si se financian.
Para Agustín Rivero ha llegado el momento de abrir un debate serio porque financiar los carísimos productos contra el cáncer puede impedir ocuparse de otras necesidades; como las que hay a nivel cardiovascular y neurológico. Reconociendo que en el último año dos medicamentos oncológicos eran tan caros que se rechazó financiarlos.
Agregaría que el ministerio va a ser más exigente con los nuevos medicamentos que se aprueben a partir de ahora, en especial con los productos para el cáncer, los antirretrovirales y los medicamentos biológicos. Debiéndose ante todo demostrar que se justifica financiarlos atendiendo a su eficacia real.
Hay que ver con resultados reales si lo que dice la ficha técnica es verdad, ha venido a decir.
Hasta aquí la noticia que nos ha sorprendido muy gratamente. Veremos si esta actitud honesta y valiente del ministerio que dirige Ana Mato se mantiene y se lleva a la práctica.