Se prohíbe usar ciclamato en algunas golosinas y helados por sus efectos nocivos

 

La Unión Europea ha decidido prohibir el uso del edulcorante ciclamato en ciertos tipos de golosinas y helados por sus potenciales efectos nocivos; además, se reducirán los máximos permitidos en refrescos, zumos y lácteos. El objetivo es que el consumo de esta sustancia no supere el límite diario de 7 miligramos por kilo de peso a partir del cual puede tener efectos dañinos sobre la salud, incluida la muerte por asfixia.
El comisario europeo de Sanidad y Protección al Consumidor, David Byrne, aseguró que en Estados Unidos, Canadá y otros países extracomunitarios se han registrado “múltiples casos de muerte por asfixia” en niños que habían consumido golosinas con esta sustancia.
Por el contrario, se ha decidido autorizar el uso de los edulcorantes sucralosa y sal de aspartamo-acesulfamo basándose en un informe previo del Comité Científico sobre Alimentación Humana que certifica su inocuidad.