Se replantean las creencias sobre la identidad del cromosoma X

 

Varios científicos del Instituto Whitehead de Investigación Biomédica de Massachusets y del Instituto Médico Howard Hughes de Maryland han descubierto que casi la mitad de los genes asociados a las primeras etapas de la producción de esperma no residen únicamente en el cromosoma Y masculino sino en el X, universalmente considerado como el femenino.
El descubrimiento ha hecho que los científicos se replanteen las antiguas suposiciones sobre la identidad del cromosoma X. Los investigadores no han descartado la posibilidad de que la infertilidad debida a una baja producción de esperma pudiera ser transmitida a los niños a través de sus madres, como pasa con el color de los ojos o la hemofilia.
Los hombres tienen un cromosoma X y otro Y mientras las mujeres poseen dos cromosomas X, uno de los cuales está activo. Los investigadores buscaban genes que estaban únicamente activos en células-madre de espermas en ratones. Encontraron 25 genes – incluyendo 19 nuevos- que se localizaban únicamente en este tipo de células. Sin embargo, sólo 3 de ellos estaban asociados al cromosoma Y mientras 10 estaban ligados al X.
Según los autores del estudio, muchos científicos piensan que el cromosoma Y tiene características específicas masculinas. Por defecto, se ha creído siempre que el cromosoma X era neutral o especialista en características femeninas. Los hallazgos demuestran sin embargo que el cromosoma X es especialista en la producción de esperma más que el cromosoma Y.