SER INTROVERTIDO O EXTROVERTIDO PODRÍA TENER UNA EXPLICACIÓN BIOLÓGICA 

La actividad cerebral explica en parte por qué algunas personas son introvertidas y otras extrovertidas. Así lo apuntan los resultados de un estudio norteamericano publicado en el American Journal of Psychiatry realizado por un equipo de la Universidad de Iowa.
Los científicos examinaron la actividad cerebral de 18 individuos que habían pasado tests para determinar si eran extrovertidos o introvertidos mediante la aplicación de un escáner. Pues bien, éste escáner reveló que los introvertidos tenían más actividad en los lóbulos centrales del cerebro y en el tálamo anterior. Estas áreas se activan cuando la persona desarrolla procesos internos como recordar, resolver problemas o planear. En cambio, los extrovertidos tenían más actividad en los lóbulos temporales y en el tálamo posterior, áreas relacionadas con procesos sensoriales como escuchar, conducir u observar.
“Los introvertidos consiguen más estimulación internamente mientras que los extrovertidos buscan las fuentes fuera”,concluiría Debra L. Johnson, directora del estudio, para quien los resultados apuntan a que muchos rasgos de nuestra personalidad tienen una explicación biológica.