Un médico exige 150.000 millones de pesetas a Motorola por provocarle cáncer

Asegura que fue su teléfono móvil el que le provocó un tumor cerebral

El doctor Chris Newman, médico en Maryland (EE.UU.), acaba de presentar una demanda en el Tribunal City Circuit de Baltimore contra la empresa de telefonía móvil Motorola y contra Verizon Communications a las que pide 800 millones de dólares -casi 150.000 millones de pesetas- como compensación por el cáncer cerebral que –dice- ha desarrollado (un tumor maligno detrás de la oreja) al utilizar durante años aparatos inalámbricos.
Aunque la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) norteamericana afirma que no está demostrado que la radiación de los teléfonos móviles provoque enfermedades ha admitido que tampoco posee pruebas de que están libres de riesgo.
De hecho, las empresas más importantes de telefonía del mundo lanzarán ya el año próximo sus productos con etiquetas que indiquen la radiación que emiten sus teléfonos. Son los casos de la finlandesa Nokia, la norteamericana Motorola y la sueca Ericsson que actualmente están trabajando en el desarrollo de unas medidas estándar para indicar los niveles de radiación que emiten sus teléfonos. Aunque ninguna, paradójicamente, acepte aún que esa radiación sea peligrosa.