España compra 2 millones de vacunas contra la viruela

En previsión de un supuesto ataque bioterrorista

El gobierno español ha comprado 2 millones de vacunas contra la viruela ante la “sospecha” de que tanto Irak como otros países “pudiesen conservar ilegalmente cepas del virus” y“en previsión de que pudiera producirse un ataque bioterrorista con él”. La operación ha costado 5,8 millones de euros (965 millones de las antiguas pesetas). Según el vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, han hecho lo mismo los demás países de la Unión Europea además de Canadá, Estados Unidos y Japón.
Lo curioso es que las vacunas siguen en los laboratorios donde se han comprado -en el extranjero- ya que su almacenamiento es “ciertamente complicado”, según Rajoy.
La viruela está erradicada en el planeta desde 1980 pero los norteamericanos conservaron varias muestras del virus en laboratorios de la Armada estadounidense en previsión de que ésta reapareciera y los científicos pudiesen así desarrollar la vacuna.
Esta iniciativa ha sido duramente criticada y denunciada por expertos independientes de diversos países que aseguran que una vacunación masiva podría provocar la muerte de miles de personas –muchas vacunas provocan reacciones mortales- y llevar a enfermar de la viruela a muchas más, con el riesgo de infectar a millones de personas con el tiempo, justo lo que pretende teóricamente evitar con ella. Asimismo, afirman que detrás de todo esto sólo existe un macabro y vergonzoso negocio y que la innecesaria vacunación de las tropas que se están enviando a Irak pueden provocar en realidad que la enfermedad rebrote y reaparezca de nuevo en el planeta.