UNICEF potencia de forma lamentable el uso de vacunas en los países pobres

La Fundación UNICEF Comité Español puso en marcha a finales del pasado verano una campaña en la que presionaba psicoemocionalmente a los ciudadanos para que aportasen dinero y así vacunar a cientos de millones de niños en los países más pobres con el “argumento” de que “cerca de 17.000 niños mueren al día por causas evitables sin haber cumplido los 5 años de edad”. Utilizando para ello la imagen de un niño que protagonizó un spot titulado Ahora no podemos parar cuya clara intención es provocar la congoja ciudadana.

Según UNICEF las campañas de vacunación evitan entre 2 y 3 millones de muertes cada año por difteria, tétanos, tos ferina y sarampión presumiendo de que sólo en 2013 suministraron 2.790 millones de vacunas (además de 30 millones de mosquiteras). Pues bien, la peligrosidad de las vacunas está ampliamente demostrada pero no su presunta eficacia protectora a pesar de la machacona propaganda oficial. Y si los representantes de UNICEF -y los de la OMS– afirman lo contrario les instamos a que nos faciliten la documentación científica que así lo avale o, al menos, el enlace -o enlaces- donde se halla publicada. Mientras nosotros no aconsejamos colaborar con esa entidad al servicio de la industria farmacéutica.