Hamer, el médico que revolucionó la Medicina y el tratamiento del cáncer, de nuevo en la cárcel

Reclamado por un tribunal francés fue enviado a la madrileña prisión de Soto del Real

El prestigioso médico alemán Ryke Geerd Hamer, creador de la llamada Nueva Medicina, fue detenido el pasado viernes día 9 de septiembre en Málaga en cumplimiento de una euroorden de extradición dictada por el tribunal de Gran Instancia de Chambery (Francia) –correspondiente a lo que en España es una Audiencia Provincial- a fin de que cumpla la condena de 3 años a la que fue sentenciado por “ejercicio ilegal de la Medicina” y “estafa” tras ser juzgado por ese tribunal en rebeldía. La ejecución de la euroorden correspondió al Juzgado Central de Instrucción nº 1 de Madrid que ordenó fuera detenido en su domicilio de la provincia de Málaga -donde Hamer vive desde hace años- y donde el juez, tras comunicarle la razón e interrogarle, ordenó la prisión preventiva en el madrileño penal de Soto del Real.
La petición de extradición fue recurrida por el abogado que se ha ocupado de la defensa del Dr. Hamer, el letrado español Javier Iglesias, quien tras confirmar los extremos anteriormente reflejados mostró su sorpresa por el caso. “No conocía al Dr. Hamer y, por tanto, no sé lo que postula la Nueva Medicinaque defiende pero lo que si puedo decirle es que me sorprende profundamente que el tribunal francés dicte una euroorden de este tipo cuando la sentencia que dictó está recurrida en casación ante el Tribunal Supremo francés. Es inconcebible, al menos en España, que se meta a alguien en la cárcel en esas circunstancias”. “Por otra parte –añadiría-, a mi cliente se le juzgó en rebeldía a pesar de que había presentado un certificado indicando que se encontraba enfermo en la fecha en que fue citado y solicitaba nueva fecha para la vista. ¿Por qué se negó el tribunal y le juzgó estando ausente y, por tanto, indefenso? ¿Y por qué se ha emitido una euroroden que sólo se solicita en casos muy especiales y justificados cuando no se ha resuelto el recurso de casación? Recordemos que mi cliente reside en  lugar conocido y no hay peligro de fuga. Está constatado que en todas sus comunicaciones al tribunal indicaba su dirección en España. Lo que está pasando es muy extraño y, a mi juicio, completamente improcedente”.
Interrogado sobre  la sentencia del tribunal francés, Javier Iglesias también mostró su sorpresa. “Fue condenado por ejercicio ilegal de la Medicina… ¡cuando Hamer es médico: psiquiatra, pediatra y radiólogo además! Y se le condenó por ‘estafa’ ¡porque uno de los pacientes a los que se le informó de la Nueva Medicina y su terapia no se curó! Pues la verdad, por esa regla de tres no iba a quedar un solo médico en la calle; estarían casi todos en la cárcel. Es como si a mi me contratara un cliente y si no ganara el pleito me condenaran y llevaran a prisión por ello. No entiendo tamaño disparate”.  Luego añadió: “También me ha sorprendido cómo se ha tratado la noticia en algunos medios de comunicación. Es intolerable que se haya intentado hacer pasar al Dr. Hamer por curandero. Cualquier sencilla investigación –basta consultar Internet- habría permitido desmentir tamaña falacia”.
En el momento de cerrar esta edición Hamer seguía en la prisión de Soto del Real. Informaremos de lo ocurrido el próximo mes.

Desarrollan una copia sintética de la artemisia, planta eficaz contra la malaria 

Un equipo internacional ha logrado desarrollar una copia sintética de la Artemisia annua, planta china que desde hace milenios se emplea como remedio contra la fiebre y la malaria aunque la OMS no ha certificado esa eficacia hasta abril pasado. Según el equipo que la ha investigado su ventaja es que es cinco veces más barata que la sustancia natural y permite además controlar mejor la dosis adecuada para cada caso. De momento se la ha denominado OZ277 a la espera ser bautizada cuando se comercialice. En todo caso, hay que decir que se ha probado sólo en una docena de voluntarios sanos esperándose que los ensayos en fase II comiencen el próximo año. Según la revista Nature, en los ensayos con ratones la versión sintética logró una reducción del 95-100% de los parásitos causantes de la malaria en sólo cuatro días.
La planta, conocida popularmente como Quinghaosu,se emplea en China como tratamiento tradicional para la fiebre y la malariadesde hace más de 1.500 años. Los expertos chinos, por su parte, aseguran que es más eficaz la sustancia natural que la sintética aunque los especialistas en marketing intenten vender la idea contraria. Claro que la sustancia natural no es patentable…