Un niño sobrevive 21 horas con un lápiz clavado en el corazón

Si se lo hubieran arrancado tras clavárselo, habría muerto

Nathan King, niño norteamericano de 12 años, sobrevivió21 horas con un lápiz clavado en el corazón. El infante celebraba su cumpleaños el pasado 23 de febrero cuando,intentando recoger un balón,se tiró encima de la cama. Notó entonces cómo algo perforaba su cuerpopero sin sentir dolor. Después, comenzó a gritar cuando vio cómo la parte final de un lápiz -goma incluida- sobresalía de su pecho entre 50 y 75 mm.
Su madre, enfermera, evitó que el menor se arrancara el lápiz y llamó a una ambulancia que le trasladó a un hospital de su localidad, en Montana. Desde allívoló hasta otro centro donde fue operado a corazón abiertomás de 20 horas después del accidente. En el quirófano, los médicos vieron cómo el lápiz había penetrado en la cámara derecha del corazón, rasgado una válvula y llegado hasta el septum, cerca de la pared posterior del órgano.
El niño -que ya está en casa- deberáguardar reposo unos seis meses. La operación fue un éxito pero los médicos que le operaron aseguranque si alguien le hubiera quitado el lápiz habría muerto en unos diez minutos.